Mostrando entradas con la etiqueta do manchuela. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta do manchuela. Mostrar todas las entradas

Aleph 2013 un vino único con personalidad



El vino Aleph 2013 es de una de las zonas Manchegas que más me gusta. Los dueños de la Bodega Alpeh rescataron 'cepas viejas' familiares del tipo de uva de local macabeo y la bobal. Cuentan con viñedos de más de 80 años que tienen rendimientos inferiores a 2 kilos por cepa pero que le da al vino carácter.

Aleph tiene 2 hectáreas de terreno propio que circundan a la bodega al modelo Chateau, pero que no están plantadas de viñedo todavía. Algunas zonas del viñedo familiar fueron replantadas hace algo más de 15 años con merlot y petit verdot, que son las uvas principales que aportan la personalidad al vinos.

Las vid se encuentran en la pequeña aldea albaceteña de Serradiel, es VT de Castilla, su terruño son suelos arcillosos y sin regadío. En este tipo de suelos, el vino resultante es rico en extractos, aromático, con bastante color y frecuentemente grueso.
El nombre del Aleph, lo escogieron porque querían transmitir que hacían algo sobresaliente y  para ser el primero, Aleph, es la primera letra de los alfabetos como el persa, hebreo o arábigo. También es el símbolo que eligió Georg Cantor para designar los números transfinitos.
El vino tinto Aleph, es un vino personal, más allá de la gran calidad que emociona y sorprendente, es un vino único en España por el coupage que hacen del tipo de uva a porprociones casi iguales de 60%  de Merlot y 40% de Petit Verdot. Tiene poca producción, así que es de edición limitada con unas 4.500 botellas, de las que salen al mercado la mitad.

Realizan una crianza en barrica de roble francés de 14 meses.
Nota de Cata:
Antes de degustar, decántalo y mantén 15 minutos o ábrelo 30 minutos antes. Es un vino potente tiene 14.8º de alcohol.
Vista: Color granate brillante,  capa alta y gruesa. Lágrima persistente.
Aroma: Fruta negra madura, tostados de la barrica suave, pimenta negra, regaliz negro, café molido, aromas a sotomonte, eucalipto y cuero húmedo.
Boca: Atreciopelado, potente, acidez correcta, tostados marcados.

Si quieres probar un vino de calidad distinto Alpeh 2013 es tu vino.